Cuando me registre en Facebook allá por 2016 me explotó la mente. Empecé a ver anuncios sobre emprender, empezar un negocio online, ganar dinero en Internet sin tener que acudir a un trabajo tradicional, sin jefes.

Controlar tu tiempo, trabajar cuando quieras, trabajar desde casa, conseguir la libertad financiera.

Qué bonito suena todo esto…

Me hizo un clip en la cabeza y empecé a buscar información sobre como tener mi propio negocio online. Pensé que si los demás lo habían podido conseguir, ¿Por qué no iba a conseguirlo yo?

Si es verdad que soy un poco torpe en pillar las nuevas tecnologías. De siempre me ha costado formatear la mente a algo nuevo.

De hecho, cuando me registre en Facebook ya todo el mundo que me rodeaba tenia cuenta desde hacía tiempo, pero me echaba para atrás el tener que aprender a utilizarlo.

Me pasa hasta cuando tengo que cambiar de teléfono móvil. Y digo “tengo” porque no soy de las que cambian por gusto. Cambio cuando ya no me queda más remedio, bien porque me ha dejado de funcionar o va lento o he cambiado 20 veces la batería y sigue fallando…

Como ves, aprender cosas nuevas no es lo mío. O mejor dicho, no era lo mío.

Ahora mismo en el mundo tan cambiante de Internet  tienes que aprender algo nuevo casi a diario.

Aun así me sigue costando bastante esfuerzo. O dicho de otra manera: voy a paso pulga…

La cuestión es que cuando me puse a buscar información sobre emprender, trabajar online, montar tu propio negocio, ser tu propia jefa todo lo ponían súper fácil.

Tanto en videos de YouTube como en blog personales y en redes sociales afirmaban que vivir de Internet era sencillo y que todo el mundo lo podía hacer.

Que podías conseguir ganar un sueldo tumbado en la hamaca de una isla perdida en el pacifico con un daikiri en la mano.

Que gran decepción. No ha sido así para nada. Al menos no en mi caso.

Frases como “Si trabajas en lo que te gusta nunca tendrás que trabajar” tienen la culpa de que hoy en día esté escribiendo este blog.

En 2016 el marketing multinivel y las compañías de venta directa estaban en auge. Por todos los sitios te parecían anuncios de:

“Únete ya y comienza tu propio negocio”

“Sé dueño de tu tiempo, sé dueño de tu vida”

Eslóganes de ese tipo que me acabaron enganchando.

Fue la época del punto alto de empresas de multinivel como Herbalife, Oriflame, Avon, Marykay, Cristian Lay…

Otras, como Essens, New Skin, Unique y Anway, se unieron después al carro.

Ahora mismo, en 2020 echando la vista atrás tengo claro que llegué tarde, y bastante además.

Los negocios para que sean rentables tienes que pillarlos al principio, en la cresta de la ola, no cuando ya están medio explotados, los conoce todo el mundo y estas cansada de verlos hasta en la sopa.

La cosa es que allá por 2016 empecé a trabajar como consultora independiente de  Marykay.

Siempre me ha gustado el mundo de la belleza y la cosmética así que me parecía un trabajo genial para no tener que trabajar nunca. ¿Me pillas?

Me hablaron muy bien de la compañía Marykay, de sus productos con el famoso Set Milagroso, de sus clases del cuidado de la piel, de su plan de crecimiento en la empresa.

De cómo las consultoras de belleza Marykay trabajaban cuando querían, sin horarios, sin jefes. Del plan de compensación de Marykay, de los viajes y los famosos coches rosas.

Total que me convencieron. O mejor dicho, me deje convencer.

Lo que sucedió en los siguientes dos años te lo cuento aquí:

Consultora Mary kay España ¿Merece la pena? – Mi experiencia

 

En 2018 deje de ser consultora independiente de Marykay y empecé a trabajar en Avon Cosmetics.

Pensé que como los productos que vende Avon son más asequibles en cuanto al precio, iba a ser más sencillo vender e incluso formar un equipo y crecer en la compañía.

Estuve más de una año en Avon y te lo cuento aquí:

Trabajo como distribuidora de Avon – Mi experiencia

Como aún me quedaban ganas de emprender y por lo visto no había aprendido la lección de que este tipo de negocios de marketing de multinivel no son para todo el mundo (por mucho que te digan que cualquier puede forrarse con la venta directa no es verdad) me llegaron ofertas de trabajo varias empresas de este tipo como:

  • Fashion Global (multinivel de venta de ropa de mujer)
  • New Skin (productos de cosmética y cuidado de la piel)
  • Oriflame (cosmética y maquillaje similar a Avon y MaryKay)
  • It Works (parches reductores y productos para adelgazar)
  • Herbalife (zumos, batidos y suplementos)

Una vez que estas metido en un multinivel parece que te huelen y te llegan un monton de ofertas de este tipo.

Asistí a varias presentaciones de negocio de Anway. Charlas en la que los lideres intentan captar nuevos miembros para  ganar dinero con sus comisiones de ventas.

Te lo cuento más en detalle aquí:

Amway España – Mi experiencia [Lo que nadie te cuenta]

En 2019 me ofrecieron la oportunidad  de negocio de trabajar en Essens, pero después de un año aproximadamente lo deje y aquí te explico por qué:

Essens Perfumes Trabajo y Opiniones – Mi experiencia

Hoy en día, en 2020, trabajo en un empleo tradicional y escribo este blog.

Me decidido a crear LoqueNadieteCuenta debido a desinformación veraz o saturación de información engañosa  que hay en la red.

Omisión de la verdad,  timos y engaños de los que estoy hasta las mismísimas narices.

Se supone que cualquiera es libre de opinar pero cuando comentas  esto en un anuncio de redes sociales para abrir los ojos  a la gente te bloquean el comentario.

Con lo cual, TODA LA INFORMACIÓN  EN BASE A EXPERIENCIAS PROPIAS  para  que puedas toma una decisión correcta antes de empezar un negocio online no te llega.

Por esa razón lo escribo aquí. Aunque soy una mindundi que no me conoce nadie, con que te sirva a ti, que te has tomado la molestia en leerme, me doy por satisfecha.

Si has llegado hasta aquí, agradecerte que hayas dedicado unos minutos de tu valioso tiempo.

Espero que te haya servido de ayuda, te haya entretenido o hayas aprendido algo nuevo.

El tiempo es el activo más valioso que tenemos, intenta no despreciarlo.

 

Un saludo y nos vemos en LoqueNadieteCuenta 😉